[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false'] https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-36636057-2

El regalo perfecto

¿Conoces las claves para hacer el regalo perfecto? Si tu respuesta es no, no te preocupes. Queremos compartirlo con todos vosotros.

A todos nos gusta hacer y recibir regalos. Es así, por mucho que la gente lo pueda negar. ¿A quién no le gusta tener regalos? ¡A NADIE!

Elegir el regalo perfecto para una persona es más difícil de lo que parece, a pesar de que conozcamos muy bien a la persona que lo va a recibir. Y lo peor es que si no acertamos, la persona nos pondrá en su lista negra hasta que demos con el idóneo.

¿Te has parado alguna vez a pensar en el momento en el que la persona abre el regalo y cambia la expresión d e su cara? ¿Ese momento en el que deseas que la tierra te trague? Y lo peor es que luego tu regalo es el imaginado. Tierra, T-R-A-G-A-M-E.

Pero que no cunda el pánico. Sigue leyendo.

7 pasos, 7 consejos.

El mejor momento.

Intenta no comprar regalos en el mismo día, pues el regalo que se queda para el último momento siempre va a ser el que escojas con más desgana (o desesperación al no encontrar lo que querías) Siempre puedes optar por comprar dos cosas iguales si sabes que quienes las van a recibir tienen los mismos gustos.

Exclusividad.

No hay nada mejor que un regalo personal y personalizado. A mucha gente le gusta recibir cosas que están solo pensadas para ellas. Tenemos que comprar regalos pensando en esas personas y no en nosotros.

¿Algún ejemplo? Si quieres triunfar, descubre cuál es el perfume que más le gusta. En nuestra web seguro que lo encuentras. Cómprale su fragancia favorita, con un frasco hecho a su medida y un ambientador pulverizable, equivalente a la misma esencia de su perfume. El éxito está más que asegurado.

Mejor Calidad que Cantidad.

A veces compramos muchas cosas con el único motivo de hacer un regalo con muchas cosas. El problema es que tal vez, de todas esas cosas, solo una sea la buena, lo que hace que le disminuyas el valor principal del todo el conjunto.

Pide ayuda si la necesitas.

No es nada malo buscar asesoramiento de algún familiar o amigo que conozca a la persona que quieres hacerle el regalo. Tal vez sepan cosas que tú aun no conoces y podrían ser de gran ayuda.

Sé práctico.

Preferimos recibir cosas que no son útiles, que cosas que luego acaban dentro de un cajón o de adorno en una cómoda de nuestro cuarto. Intenta buscar algo que sea bonito, bueno, práctico y fácil de usar.

No recurras a los tópicos de siempre.

Para poder acetar y hacer un regalo especial, no te lances a regalar calcetines, camisetas… ropa en general, solo por ser hombre o solo por ser mujer. Tal vez esté harto de tener calcetines perdidos por su casa o no le gusten demasiado las camisetas que tú le has regalado. La ropa es un tema complejo que, o conoces mucho a esa persona, o es mejor dejarlo a un lado para ir a otros campos. Lo mismo ocurre si piensas en maquillaje o flores. No, no funciona.

No hace falta que sea caro para ser perfecto.

Otro pecado que cometemos es el de pensar en que el regalo, si más caro es, mejor será. Los regalos caros no tienen por qué ser los mejores. Las personas solemos apreciar el detalle. El regalo perfecto podría estar entre los más baratos, una opción mucho más fiable que una en la que te dejes el sueldo del mes.