[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false']

El aceite de Rosa Mosqueta, la ayuda de la Naturaleza

El aceite de Rosa Mosqueta consiste en un aceite vegetal con grandes propiedades tanto para la medicina como para la estética.

Este aceite se extrae de las semillas de un arbusto rosaceo, no penseis que es de las plantas de las rosas normales, pero sí que pertenece a esta familia (Rosa moschata). Este aceite contiene una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, antioxidantes y vitaminas, que lo hacen una fuente de energia y vitalidad para nuestra piel y organismo.

En este artículo me voy a centrar en sus propiedades estéticas para el cuidado de la piel.

Propiedades del aceite de la Rosa Mosqueta

La mayor propiedad de este aceite es su poder regenrador:

  • Retraso de los signos del envejecimiento y las arrugas, al parecer la Vitamina C que tiene la Rosa Mosqueta estimula la producción natural de colégeno, que reduce la líneas de expresión y las arrugas, el colégeno a partir de cierta edad el cuerpo lo produce en menos cantidad y por eso vamos adquiriendo líneas de expresión y arrugas.
  • Mejora de las estrías y de las manchas en la piel, los aceites grasos de este aceite mejoran el tono de la piel y su textura, y los antioxidantes y las Vitaminas reducen las manchas en la piel y ayudan a la desaparición de las estrías.
  • Hidrata la piel seca, la Vitamina A de este aceite proporciona humedad a la piel y crea una capa protectora que impide la pérdida de agua de la piel, mantenendola hidratada durante más tiempo.

Regeneradora de cicatrices y quemaduras, los ácidos grasos esenciales tales como el omega 6, omega 3 y el linoleico, ayudan a la piel a tener una buena hidratación y a regenerarse mejor, y la Vitamina A favorece la recuperación de la piel, dándole una misma textura y tonalidad.