[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false'] https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-36636057-2

El Body Splash es una colonia ligera con glicerina en su formulación, lo que hace que sea un perfume ligero con cierto poder de hidratación.

No importa si te lo echas varias veces al día, tenemos en cuenta que es muy ligero… y podemos usarlo cuando nos veamos sofocados o necesitemos un golpe de frescor inmediato.

Además, ¿sabes que también es ideal para la ropa? Le da un toque aromático, sin ser de la intensidad que puede dejarnos un perfume de marca blanca.

¿Qué consejos podemos ofrecer para que el calor no nos pase factura?

  • Lleva cuidado con los grupos de riesgo: los bebés, niños pequeños o personas mayores requieren una atención especial en las épocas de más calor. En especial destacaríamos a los mayores, que cuentan con un factor mayor de riesgo ante estos agentes. La deshidratación aumenta el riesgo de algunas patologías, en especial cardiacas. Las personas medicadas con determinados fármacos (como los anticolinérgicos, antihistamínicos…) tienen mayores posibilidades de sufrir los efectos intensos del calor.

Las personas de mayor edad que viven solas y que tengan facultades mentales disminuidas o sean incapaces de adoptar medidas protectoras por si mismas, deben ser visitadas al menos una vez al día por algún miembro de la familia o amigo para darle los servicios que necesite.

  • Hidratarse es un pilar esencial. Hay que beber mucha agua y líquidos a menudo. Tampoco abuses de las bebidas con cafeína como los refrescos, tés y cafés, ni del alcohol. El abuso de estas bebidas puede contribuir a una pérdida mayor de líquido corporal, que puede definirse en dolores de cabeza, mareos y debilidad muscular.  Usar el body splash es también un remedio más que echarnos.

Aunque no tengas muchas sed y con independencia de la actividad física que realices, salvo si hay contraindicación médica. En caso de que la sensación de calor sea extrema, también se recomienda ducharse con agua fresca varias veces al día, aplicarse toallitas húmedas, mojarse la cara, etc.

  • Vigila lo que comes. Debes alimentarte lo mejor que puedas. Come tus cinco comidas diarias y apuesta por platos más bien ligeros que puedan contribuir a mantenerte hidratado. Ensaladas, platos fríos, fruta, gazpacho, etc, son alimentos que tienen que destacar en tu dieta veraniega. Las comidas con excesos de azúcar, grasas saturadas y carnes rojas fuerzan al organismo a consumir mayor cantidad de sales minerales, por tanto, el cuerpo corre más riesgos de deshidratarse.

 

  • Protégete del sol. Lleva siempre crema solar encima por si las moscas, tal vez si trabajas en horas tempranas (7-8 de la mañana) no sea necesario aplicarte pero si al salir a media mañana o a la hora de comer, que es cuando más suelen pegar los rayos de sol. Aplícate varias veces al día para prevenir problemas de piel y alguna posible enfermedad. En la playa, la piscina o los parques, no creas que te pones a salvo bajo la sombrilla o los toldos de las terrazas de bares y restaurantes, estas dejan pasar una tercera parte de la radiación ultravioleta.

Se recomienda estar en lugares frescos y realizar deporte “con cabeza”.

  • Mejor a la sombra. Procura siempre estar bajo la sombra y en lugares frescos o climatizados. Procura no exponerte a rincones caniculares cuando no sea necesario.
  • Haz deporte, pero no te pases. Muchos aprovechan las vacaciones para dedicarse al running o las actividades físicas. Cuando hace calor, este tipo de actividades deben reducirse y evitar hacer deporte expuestos al aire libre en las horas céntricas del día.
  • Vestimenta frente al verano. Usa ropa ligera, holgada, con tejidos que transpiren. También emplea calzados que dejen respirar al pie y no te hagan daño ni puedan llegar a cocerte el pie.
  • Cuidado con el coche. Los coches cuando los dejamos aparcados al sol, almacenan muchísimo calor interno. Por eso, cuando nos subimos al coche sentimos que estamos dentro de un brasero. Ventila un poco tu vehículo antes de subirte en él y enciende el aire acondicionado para mantener una temperatura óptima.
  • Botiquín. Mantén tus medicinas en un lugar fresco y seco, de manera que no le afecten las altas temperaturas. A pesar de que muchas pueden aguantar bien el calor, hay otros que son especialmente sensibles a unos grados de más.
  • Si es necesario, acude a tu médico de cabecera. Ante posibles síntomas por el calor y se prolonguen más de una hora, ve al médico.

¿Te han sido de ayuda nuestros consejos?

Con este post queremos que tengas en cuenta las consecuencias del calor, pero también las cosas que podemos hacer para remediarlas y sobrevivir al verano.

Recuerda que nuestros Body Splash vienen el formato de 1 litro, así que necesitarás nuestros frascos para perfumes, en especial te recomendamos echarle un vistazo al Pulverizable de 120ml, de plástico y perfecto para poder transportarlo sin miedo a que se nos rompa de forma accidental por llevarlo encima.

Vismaressence – Fabricantes de perfumes a granel