[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false'] https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-36636057-2

Los difusores de aromas, además de ser uno de los ambientadores más vendidos últimamente, son unos ambientadores magníficos para disfrutar plenamente de los beneficios de la aromaterapia. Estos ambientadores se utilizan con esencias aromáticas (o aceites esenciales) que liberan las partículas de las esencias aromáticas en forma de vapor. Como fabricantes de perfumes te contamos todas las características de estos ambientadores para que sepas como usar un difusor de aromas.

Correcta ubicación del difusor de aromas

Antes de comenzar a utilizar tu difusor de aromas es importante que elijas el sitio idóneo dónde colocarlo.

Este lugar debe tener una superficie plana y estable para que quede fijo y no corra el peligro de caerse, porque al ser un ambientador que funciona con agua se puede derramar.

Debes tener en cuenta que es un ambientador que necesita corriente, por lo que debe estar cerca de un enchufe para poder conectarlo.

Para un mejor funcionamiento, debes evitar colocarlo en un sitio con luz solar directa para evitar que se caliente en exceso sobretodo en los meses más calurosos del año.

Una vez escogido el sitio vamos a continuar con los pasos que debes seguir para ponerlo en funcionamiento.

Pasos a seguir

  1. Retira la tapa. Todos los difusores se aromas tienen una tapa que protege el líquido de su interior, para poder llenarlo de agua.

Dependiendo del difusor saldrá de una forma y otra, o ejerciendo una ligera presión hacia arriba o girando hacia arriba.

  1. Añade el agua. Una vez abierto verás las medidas del difusor, introduce el agua con cuidado hasta llegar a la medida recomendada, es importante que el agua esté a temperatura ambiente no fría, agua del grifo vale perfectamente.

Si te surge alguna duda durante este proceso todos los difusores de aromas llevan una guía explicativa que te ayuda en este paso.

  1. Añadir la esencia aromática. Una vez que ya está lleno de agua añade la esencia aromática junto con el agua. Puedes echar una esencia o combinar varias si buscar crear tu aroma personalizado.

La cantidad más recomendada de esencia es de 3 a 5 gotas por cada 100ml de agua, esto puede variar en función del tipo de difusor y en los gustos personales,  ya que hay personas que prefieren una  mayor o menor intensidad de fragancia.

Es importante no utilizar demasiada esencia al principio, porque es un producto muy concentrado y  su olor es mucho más intenso, un uso excesivo puede resultar cargante y pesado.

  1. ¡Disfrútalo! Una vez que hayas introducido la cantidad que desees de esencia es hora de ponerlo en funcionamiento. Recuerda cerrarlo con la tapa que hemos quitado al inicio del proceso y pulsa el botón de encendido del difusor.

En función de nuestro modelo debemos ajustar las opciones de la salida del vapor y si tiene una función de iluminación.

Por si te ha quedado alguna duda en esta explicación incorporamos un vídeo para que no te quede ninguna duda.

Esperamos que este artículo haya logrado disipar todas las dudas sobre los difusores de aromas, si no puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier consulta.

En este blog encontrarás noticias actualizadas sobre ambientación y perfumes.

Fabricantes de perfume  – Vismaressence