[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false']

Los perfumes a granel florales y frutales

Nuestros perfumes a granel son todo un mundo, pero también lo son el resto de los que existen en el mundo. No obstante, muchos de ellos comparten rasgos muy conocidos y comunes. Por eso, los diferentes tipos de perfumes a granel se suelen agrupar por familias olfativas. Estas familias indican los rasgos generales de los aromas que los componen.

Esta clasificación se basa en aroma predominantes de la fragancia. No es una ciencia exacta, pues varía según quien la haga. Pero hoy nos  vamos a centrar en diferenciar dos familias que podríamos confundir con más facilidad: los perfumes a granel frutales y florales.

Sobre estos aromas

perfumes a granelLos perfumes frutales y los perfumes florales son ideales para usarlos en la vida diaria. Tienden a ser suaves pero muy agradables, que aportan un estilo fresco y delicado, realzando la alegría de nuestra personalidad en el día a día.

Cierto es que tienen un uso más frecuente en mujeres y adolescentes. Estos perfumes a granel destacan por su mezcla de tonalidades, que atrae fácilmente la atención de toda personalidad elegante, amable, determinada, triunfadora…

Existen una amplia gama de estos perfumes a granel. Algunos son más dulces, otros más intensos. También se pueden encontrar aromas más cítricos, como la típica mezcla de mandarina, naranja, canela y jazmín.

¿Qué los diferencian?

Los perfumes a granel florales están compuesto de olores maravillosos. Unos  de los más destacados son los que nos transportan hasta los bosques más tropicales y exóticos. Los olores a pino, a higo, a ls naranjos en flor que emanan deliciosos aromas. El olor refrescante del jazmín o el perfume tan melosos de la Dama de la Noche en la oscuridad podría secuestrarnos y llevaros hacia un repentino éxtasis de olores.

Los aromas florales serían los más bellos y los más cautivadores. Diría que es como la belleza natural en forma de aroma. La rosa, como el jazmín, emiten olores que son una pura delicia, emblemático y de origen floral. Pero también existen otras flores que nos hacen gozar gratamente. En este grupo de materias encontraríamos las flores de naranjo, el ylang-ylang y la mimosa. Serían tres aromas florales que nacen de los árboles, y de los que más se usan en los perfumes.

Por otro lado, los perfumes a granel frutales. Las frutas tienen un aroma muy chispeante y alegre, de buen humor. Estos aromas trasnmiten luz y alegría a toda la fragancia. Además, le dan un aspecto puro, limpio y estimulante, una pureza que hace que este tipo de fragancias sean encantadoras.

Normalmente, encontramos notas cítricas en los perfumes, en especial con una base de bergamota. No obstante, en realidad el mundo de las notas frutales es mucho más amplio de los que parece. Los perfumes más conservadores son los que tienen pomelo y limón. Pero, actualmente, encontramos fragancias que mezclan frutas tan exóticas como la piña, el melón, los frutos rojos y las ciruelas.

La cáscara de los frutos se encuentra su parte más aromática. Un aroma más espeso e intenso que el que podríamos obtener con la pulpa. El extracto de la cáscara se usa cuando se quiere conseguir que un perfume perdure durante horas. Que se quede en nuestra piel, que nos acompañe al entrar y al salir del trabajo.

Los perfumes a granel de flores y frutas son, al final…

Son fragancias normalmente informales, de uso diario. Aunque como informal, destacarían más los aromas frutales, son ideales para el verano, pero también se pueden utilizar en otras épocas del año.

Todo es adaptable a los cambios climáticos, al estilo de vida de la gente: dinámico, tranquilo, atrevido…