[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false']

Perfumes de hombre. Al llegar la primavera es mejor abandonar las fragancias intensas que acostumbramos a utilizar en invierno y escoger fragancias más ligeras y frescas que combinen mejor con la calidez de esta estación. Los mejores perfumes de hombre para primavera ofrecen sencillez y elegancia en mezclas que abarcan varios tipos diferentes.

Los perfumes amaderados poseen un aroma intenso y profundo, tradicionalmente masculino, a base de cedro, musgo, sándalo y pachuli. De cara a la primavera estos se aligeran introduciendo notas cítricas, florales y orientales que les otorgan una suavidad más acorde con la nueva estación

La llegada del buen tiempo marca el regreso de las fragancias florales para ambos sexos. Combinadas con toques verdes o de menta, estos aromas resultan frescos y vivos, perfectos para hombres activos y de carácter juvenil.

Los perfumes cítricos, junto con los verdes, son típicamente primaverales y, en el caso de los perfumes cítricos masculinos, estos suelen mezclarse con otros componentes que intensifican su aroma. El resultado suele ser una fragancia potente y deportiva perfecta para los hombres que siempre están en movimiento.

Dentro de las fragancias frescas también encontramos los perfumes oceánicos. Estos aromas con notas marinas recrean la frescura del océano en perfumes frescos, vivaces y enérgicos. Mezclados con notas de madera adquieren un toque elegante que, con su aroma “limpio”, destaca en los días de calor.

Las fragancias aromáticas y orientales no están relegadas al invierno. Las esencias principales de este tipo de perfumes son la canela, el cardamomo, el incienso, el ámbar y el azafrán. Este tipo de aromas puede acompañarse de notas cítricas y de jazmín construyendo un perfume duradero de gran intensidad que acompañará a los más atrevidos.

El factor más esencial a la hora de elegir un perfume es nuestra personalidad. Aunque el olor que desprende un perfume en nuestra piel cambia de persona a persona, siempre hemos de elegir un aroma con el que nos identifiquemos.