[mailchimp_subscriber_popup baseUrl='mc.us3.list-manage.com' uuid='1751885ff5f81deea7753379e' lid='68c9940810' usePlainJson='true' isDebug='false']

Truquillos que siempre vienen bien.

La mayoría de las mujeres tenemos siempre algo en nuestro cuarto de baño que es imprescindible: el perfume. Es como el acompañante más fiel, el que nos identifica y que, a veces, nos da la oportunidad de gozarlo y presumir de él con algún comentario como “Qué bien hueles, ¿qué fragancia es?”. Algo que nos sienta muy bien escuchar. Es por esto que queremos aprovechar la perfumería a granel, nuestra especialidad, y decirte unos cuantos trucos que te ayudarán a aprovecharla al máximo.

Por si no lo sabías, los perfumes tienen fecha de caducidad como cualquier otro producto. Puedes llamarlo caducidad pero también “vida útil”, pues no se va a poner malo, ni mucho menos, lo que ocurrirá es que perderá gran parte de sus propiedades con el paso del tiempo. No obstante, no quiere decir esto que de un día para otro se conviertan en un simple líquido aromatizado. Es el paso del tiempo el que provoca que su potencia reduzca. Hablamos de unos 3 años, más o menos, después de su elaboración. Pese a esto, hay factores que podrían afectar a que los años sean menos.

Siempre mejor en un lugar con una temperatura baja

perfumería a granel

… Sin ningún tipo de exposición a luces artificiales ni a la radiación del sol. El mejor lugar para mantenerlos fuertes y que conserven todas sus propiedades es dentro de su caja o dentro del tocador o un armario. Es mala idea tenerlo encima del lavabo del servicio o sobre algún velador del dormitorio, mucho menos si el envase es transparente

Por otro lado, su duración depende también de cuán usual sea la aplicación. Los perfumes suelen durar unas 8 horas, antes de que sea necesario volver a usarlo. No obstante, la fragancia puede verse afectada por cuán hidratada esté la piel. Cuanto mayor hidratada esté, mayor durará y viceversa. Por lo que no está nunca de más cuidarte la piel a diario y emplear cremas hidratantes cada noche para alargar sus propiedades diarias.

De la misma manera, tendrás que aprovechar las partes del cuerpo que te permitan un mayor desempeño de la fragancia. Las más indicadas son los puntos de pulsación del corazón, como el interior de las muñecas, detrás de las cámaras, el escote, la nuca… incluso detrás de las rodillas y en los  tobillos. Son lugares donde se desprende mayor temperatura y donde el perfume se agarrará mejor.

Consejos para sacar el mayor provecho a la perfumería a granel.

PRIMERO. La mayoría de los frascos que se venden en la perfumería a granel son transparentes. Es la razón por la que tienes que mantenerlos fuera de la exposición del sol y en lugares donde la temperatura pueda cambiar con frecuencia. Guarda el frasco en un armario, un lugar fresco y oscuro fuera del alcance de la humedad. Esto ayudará a alargar su vida útil.

SEGUNDO. Si usas ropa de cuero, no eches directamente el perfume sobre él, pues se irá bastante antes de lo que piensas. Procura hacerlo en prendas de lana o solo en las zonas mencionadas anteriormente (muñecas, nuca…)

TERCERO. No uses demasiada fragancia. Trata de emplear el perfume en su justa medida, de lo contrario, el

olor dejará de ser atractivo. Si lo usas correctamente, será todo lo contrario.

CUARTO. Si vas a la playa o te expones directamente al sol, no uses perfume, pues este podría manchar tu piel. En los días de más calor hay que emplear muy poca cantidad, ya que la temperatura de la piel mejorará su impregnación.

QUINTO. Evita comer demasiado y muy condimentado, o alimentos que tengan un fuerte olor como el ajo. Estos alimentos son desechados por los poros de la piel, lo que hace que cualquier fragancia se convierta en otra cosa distinta.

SEXTO. El modo ideal para sentir un aroma en la piel es aplicarlo  en la muñeca izquierda. Este brazo se

 

encuentra más cerca del corazón, por lo que la fragancia se entibiará antes, por lo que percibiremos antes su aroma.

SÉPTIMO. Para lograr que tu ropa tenga una sutil fragancia, aplica un poco de agua con la que enjuagas tus pendras más delicadas.

OCTAVO: Una vez se termine el frasco, guárdalo un tiempo en el cajón de tu ropa. Esta recogerá las últimas gotas de esencia que queden y le darán un toque especial.

¿Qué te parece? 

Estos son tan solo unos pocos consejos que podemos ofrecerte para que aproveches mejor la perfumería a granel. Sin embargo, a partir de nuestros consejos, puedes plantearte otros nuevos y buscar maneras de sacarle el mayor partido. No solo ahorrarás perfume, también dinero 🙂